Todas las personas voluntarias de la Asociación Grupo Espiga realizan reuniones de formación semanalmente.

A lo largo de cada año, la Asociación plantea un itinerario de formación adaptado a la edad, teniendo en cuenta el crecimiento personal de cada uno de sus integrantes. Proponer, motivar, acompañar y compartir nuevas ideas, proyectos, reflexiones y metodologías en grupo es lo que nos hace crecer día a día.

 

formación permanente